viernes, 8 de agosto de 2014

Pensamientos

Hay veces que solo necesitas decir lo que sientes para saber lo estúpido que es ese sentimiento. Ahora que he soltado todo lo que tenía que soltar, algo que me ha tenido en vela y llorando durante algún tiempo sólo ha conseguido vaciar el pozo para volverlo a llenar de nuevo. Me siento mal porque al decir como me siento a la persona a la que responden estos sentimientos se ha sentido insultada y herida por el cuerpo de mi tormento. Y es que hay veces que las cosas son así, la estupidez está arraigada en mí y parece que sólo sirve para fastidiar todo lo que bueno que pasa por mi vida. No sé mantener las cosas bien, solo se perturbarlas y apartarlas de mi vida. 

Hasta hace 7 meses era una de esas personas que no tenía problemas en el amor, tenía problemas familiares que no le importaban y vivía ingrato por como era. Era un victimista que le daba demasiadas vueltas a las cosas, éste es el problema más constante de mi vida, el darle demasiadas vueltas a las cosas. Como os estaba contando ésto era hace 7 meses, porque hace poco más de 7 meses mi vida sufrió un dulce cambio cuando empecé a salir con mi actual novia.

Como ya habréis deducido, estoy escribiendo porque he discutido con mi novia, pero he "discutido" porque lo único que ha pasado es que se ha sentido ofendida y la he hecho daño con mis palabras. Y es que sincerarse pasa factura. Pero bueno, no es esto lo que quiero contar únicamente, así que me vuelvo al pasado para seguiros contando la situación.

Durante los primeros meses, como todas las relaciones y a pesar de no ser tan empalagosos como casi todas, todo era de color rosa y no había problemas, nos queríamos y descubríamos cosas de ambos que nos parecías preciosas. La relación consumía todos los malos rollos que tenía en el ambiente, había encontrado a una persona que me hacía feliz de verdad, después de tanto tiempo era una persona muy feliz, había dejado de tener rollos solitarios para empezar a estar formal con una chica que realmente me aportaba todo lo que buscaba a mi vida. 

Una vez pasados los primeros meses, las parejas se dan cuenta de que todo ya no es lo mismo, empiezan a tener discusiones y las cosas se empiezan a torcer. En ésta época las relaciones todavía están cargadas de esa burbuja que nos envuelve cargada de ñoñería. Pero más tarde esa burbuja rompe y las relaciones se dan golpes pero si son fuertes siguen adelante. Todas las relaciones que he tenido pasan por esto pero muchas se acaban deteriorando al romperse la burbuja y se acaban.

Por mucho que me de golpes por todos lados, por mucho que yo ponga en peligro la relación diciendo ciertas cosas, no quiero en ningún momento que la relación se acabe , pero es que si digo esas cosas es para mejorar lo que tenemos y que no se vaya rompiendo poco a poco como me ha pasado otras veces. Quiero que el tiempo que estemos sin estar juntos no se nos haga pesados, y que el tiempo juntos lo pasemos sin ningún problema de forma feliz. Hay discusiones que parecen suponer un punto y aparte pero yo siempre rezo porque no sea así, no quiero que ésto acabe. Quiero seguir adelante con todo aquello que me hace feliz y os aseguro que ésto me hace feliz.

sábado, 19 de julio de 2014

2º de Bachillerato

Hola a todos, siento el parón y más siento yo haber dejado de escribir durante la PAU. Todos los comederos de cabeza y todos los malos momentos que he pasado durante este curso han dado ya su fruto. El curso no es muy difícil, si más difíciles que todos los anteriores, pero no imposible que es lo importante, la PAU en realidad es muy fácil aprobarla si sigues el curso bien, te preparan bien para ella y cuando llegas ya estás tan preparado que no tienes mucha dificultad. Supongo que os habéis hartado de que os lo digan a los que no la habéis hecho, pero os avecino algo que por mucho que os lo digan es verdad: estudiad día a día y procurar no agobiaros, casi puedo aseguraros que todas las semanas y casi todos los días vais a vivir agobiados. En eso consiste bachillerato: en vivir agobiado y estresado.

Durante este año he tocado muy poco el bajo, he ganado ese peso que había perdido (que remedio, tendré que volver a perderlo) y he disfrutado todo lo que he podido leyendo y estando con amigos; incluso he tenido tiempo para tener novia y vivir ratos felices. Pasada la PAU, al fin con la matrícula lista para ser enviada y ya sabiendo que he sido aceptado en el grado de Humanidades en la Universidad Carlos III de Madrid me estoy tomando el que, por ahora, es uno de los veranos de mi vida. He estado viviendo con mi novia en la playa y también he estado una semana con mis mejores amigos, he vivido fiestas, he hecho una hoguera en San Juan y estoy escribiendo una novela que pinta interesante. Tengo tranquilidad (aunque la justa para que mi vida sea interesante) y puedo hacer las cosas que me he ido proponiendo hacer durante el año. 

Cambiando un poco de tema, también quería deciros que nunca os preocupéis de que estudiar yo no tenía claras mis prioridades hasta la semana antes prácticamente, donde he decidido, a pesar de estudiar un bachillerato científico, estudiar el grado de Humanidades. Escogido simplemente porque las asignaturas me han enamorado. 

Es mucho lo que he entregado en este curso, pero ahora que recibo la recompensa puedo decir que estoy viviendo el verano más feliz de mi vida. Eso sí no puedo concebir la idea de que segundo de bachillerato sea un curso en el que se tenga que estresar tanto a las personas, necesita como sea una reforma en el plan de estudios. 

Muchas gracias a todas las personas que me habéis acompañado durante este curso y muchísimas gracias a las personas que me leéis. 

Y un último consejo para los que tengáis que estudiar segundo de bachillerato ahora: buscaros un hobby que no os consuma mucho tiempo, pero que te haga estar feliz. Yo este año si no llega a ser por el club de lectura que he creado con mi mejor amigo estoy seguro de que me habría vuelto loco, especialmente se lo debo a Zaida por hacerlo posible y a todos los que participáis os estoy eternamente agradecido. 

domingo, 22 de junio de 2014

A new horizont

Vaya mucho tiempo sin escribir nada en el blog, ni en ningún lugar que no sea una hoja de examen o un folio en blanco de apuntes. El agobio que tenía hace un mes tuvo como fruto la satisfacción de aprobar segundo de bachillerato. Si

También se acabó el agobio de la PAU. Noches sin dormir, apuntes por los suelos... todo eso se acabó.

Pero ahora hay un tercer agobio. El tercer agobio no es fácil reconocerlo. Si pasas una hora estresado, quizás empezarás a notarlo en el suelo de madera y en los bastos astillados armarios que había detrás del escritorio. Está en el peso del reloj de pared, que conservaba recuerdos de sus dulces melodías que ya nunca repetiría, pues estaba apagado. Está en el lento paso de las hojas llenas de anotaciones a mano. Y está en las manos del hombre que miraba desesperado, en Internet, qué notas necesitaba para entrar en su carrera. Este agobio es mucho más grande que los demás, mas fuerte, más duro. Es un agobio que nunca puede ser ahogado. Es un agobio que ningún hechizo podrá aplacar. Ninguna Triada me salvará del infierno que se desata sobre mí, excepto mi propio agobio. Mi propio 24





lunes, 7 de abril de 2014

Y un poco más adelante...

Si todo va bien, cosa que cada vez veo mas negra, el colegio se acabará. Desde los 2 años he estado en el mismo colegio, ya son muchas horas bajo las paredes de ese edificio. Se que recordaré todos los momentos en este colegio, tanto esas las cosas buenas como las cosas malas. Desde que repetí y no tenía amigos como los momentos en los que encontré a esos primeros amigos de verdad o a esas personas con las que he compartido una relación. Todos esos momento convergen en este lugar, un lugar que me ha visto crecer y que pronto me dirá adiós. Supongo que es el paso que hacemos todos en nuestra vida, pero con una pizca de sorpresa debo decir que echaré de menos la cárcel

Ya tengo la mayoría de edad, ya soy una persona que puede valerse por sí misma, o eso dicen. Llevo toda mi vida esperando esto, terminar de una vez por todas mi vida de estudiar en el colegio y tener la mayoría de edad para poder hacer lo que quiera, pero ahora que la tengo me doy cuenta de que en realidad cuando deje el colegio y vaya a la universidad con esos 18 años nada habrá cambiando. Seguiré haciendo el mismo tipo de cosas y seguiré con el mismo tipo de vida. Supongo que llegados al final te das siempre cuenta de la realidad, tu burbuja se explota y dejas la imagen idealizada de lo que es tu futuro y ves como es de verdad. Pero no por esto, no porque ahora sea real y no sea utópico significara que será malo. La vida en el colegio es buena, es incluso genial y la que viene después viene con ganas, voy a empezar feliz con la cabeza bien alta. Porque el colegio me ha dejado conocimientos de como vivir y gente que me completa como persona. Por eso, pase lo que pase este mes, se que todo se acaba y que no tengo otra cosa que superar segundo de bachillerato por muy mal que vaya. 

Para quien me conozca sabe que no me rindo, que no me apego al pasado porque prefiero vivir el presente (con las consecuencias que eso tiene). Bueno se que recordaré el lugar que me ha hecho ser quien soy ahora, el colegio ha sido toda la rutina que he tenido, por primera vez desde que tengo uso de razón no tendré que ir todos las semanas durante tres cuartos de año al edificio de cinco plantas de la calle Guzmán el Bueno; solo un mes me queda para no tener que volver a pisarlo. No se si ha sido una buena o una mala etapa, no tengo nada con que compararlo y no son pacas las ganas de tener algo con que compararlo. 

domingo, 2 de marzo de 2014

Censura

No entiendo porque tienen que existir temas tabús. Yo puedo hablar libremente de muchos temas que son supuestamente personales y la gente no se alarma. Pero cuando ese tema son mis experiencias sexuales todo el mundo se alarma. ¿Es tan duro leer que esas dos personas hacen algo o dejan de hacerlo? ¿Realmente importa lo que hayan hecho y hayan dejado de hacer?. No debería ser un tema tan personal el tema sexual creo yo, si al contarlo ayudamos a los demás en ese mismo tema o si nos pueden ayudar a nosotros para que estemos más a gusto, debería ser público. Hablarlo para todo el mundo sin tener miedo de romper la intimidad de la otra persona, que no sea algo tan íntimo.

Yo estoy escribiendo todos los problemas que tengo y los estoy publicando en un lugar público y no me había topado con ningún problema al contar todo lo que se me pasa por la cabeza hasta ahora. Que he tenido que hablar de un problema relacionado con el sexo y que he tenido que dejar en borrador para no herir la intimidad de las personas a los que está relacionada. Y no entiendo porque me tengo que censurar a mi mismo al escribir en un puto blog personal. No me entra en la cabeza que este tema hiera la sensibilidad de los demás. En un blog que es como un diario no creo que tenga que redimirme con muchas de las cosas que escribo ni sobre que cosas escribo. En  un principio era une experimento social por el cual las personas pudieran investigando un poco conocerme de verdad solo tenían que leerme. Pero como las personas no estaban realmente interesadas en leerme pues no han leído en realidad nada. El blog diario ha pasado desapercibido a todo el mundo y en realidad me parece bien porque no me hace mucha gracia que la gente lea todo lo que se me pasa por la cabeza. ¿Vosotros creéis que tendría que autocensurarme en estas ocasiones?

miércoles, 5 de febrero de 2014

Carta a un amigo

Querido amigo.

Se que ha pasado mucho tiempo desde la última vez que hablamos y nos sinceramos como solíamos hacer, pero no me he olvidado de todas las cosas que decíamos, de nuestros sueños y preocupaciones. Muchas veces recuerdo cuando no teníamos nada de que preocuparnos y nos íbamos a tu casa a hacer lo de siempre, lo que a ti te encantaba hacer. Siempre habías preparado algo nuevo, un nuevo juego. Yo siempre te envidaba por tu imaginación y porque sabías dibujar genial. La última vez que hablamos cara a cara parecía que los años no habían pasado y tu seguías preparando juegos y dibujando, jugando en el salón con los dados desperdigados y tirados en el suelo con tu hermano. Parecía que nada había ocurrido, que nunca te habías ido y que a mi nunca me había pasado nada de lo que me ha ocurrido desde que te fuiste. Porque, aún que nunca te lo dijera, tú eras lo único que tenía de verdad, tú y tu mundo, un mundo en el que yo podía abstraerme; y cuando te fuiste me quedé solo, huérfano. Pero a pesar de tu ida nunca te fuiste del todo, todos los meses hablábamos y eso me dio fuerzas para seguir solo. 
Un día todo empezó a irme bien, ya no te necesitaba, encontré a gente de verdad y volví a ser persona por primera vez desde que te fuiste.
Nunca he entendido porque a ti parece que no te importan casi las relaciones con los demás. Nunca has intentado estar con una chica, tampoco te ha importado, te envidio. Yo siempre he necesitado el cariño de una chica y ya sabes lo que he sufrido por eso, pero amigo, eso ya no me pasa, ahora estoy feliz gracias a lo que me hizo sufrir antes en el pasado. ¿Te acuerdas de mis titas? Están ya muy viejas, da mucha pena verlas; tienes que ver como ha quedado mi casa después del incendio y la voz que tiene mi padre después de la operación. Se que has empezado el módulo de civil, yo sigo en segundo, el último año. He seguido leyendo cómics y por ti me he comprado el Munchkin tengo ganas de dejarte los cómics y jugar una partida contigo. Que sepas que me hizo mucha ilusión cuando me enteré que has empezado a jugar al rugby por mi.
El tiempo pasa y seguimos sin vernos, como si nos hubiéramos olvidado. Espero que tengas en cuenta que nunca olvidaré a quien una vez fue la única persona que estaba conmigo, nunca lo olvidaré por mucho que ahora ya sea feliz y conozca a gente que me apoye. Espero que seas feliz.

No me olvido, Carlos. 

martes, 7 de enero de 2014

Feliz año nuevo

Lo primero de todo es desearos a todos un feliz año 2014 y que os pasen tantas cosas como me han pasado a mi en 2013. Bueno como siempre suele pasar escribo la entrada con un motivo. Mi motivo es contaros una cosa muy importante: el cambio de año no significa nada nuevo. El año terminó bien y comenzó  tan bien como el anterior pero con personas distintas en lugares distintos. Un año nuevo creo que no significa nada de cambio en realidad, nosotros hacemos que sea especial, ponemos nuestra fe en que de un día para otro (el cambio de año) consigamos cambiar nuestra vida entera. Creo que tenemos la oportunidad de cambiar todos los días y podemos elegir cualquiera, no solo el cambio de año. 

Este año ha sido para mi un poco difícil tengo que decir, pero la verdad es que he conseguido superarlo gracias a los demás. En los peores momentos la gente te ayuda y como dije hace poco en una entrada estoy intentando mejorar todos los errores que tengo físicamente y de actitud. Las personas son el pilar para poder cambiar, pero para cambiar se necesita primero el conocimiento de que puedes hacerlo. En este 2013 he conocido a un montón de gente genial y encima he descubierto cosas que me han ayudado a sentirme mejor conmigo mismo, con todo lo de la novela etc. Quiero decir que entre todas las personas que he conocido este 2013 hay algunos que me han cambiado la vida, en especial, a una persona que me ha cambiado en una semana el estado de ánimo de forma inimaginable, porque me ha conseguido animar en un momento malo. Y es que entre ella y el grupo de amigos en el que la he conocido han conseguido que esté siempre más animado en todos los malos momentos de este año que han sido bastantes. Supongo que poniéndome nostálgico y ñoño os digo que en este año creo que no existe alguien de mis amigos que no me haya ayudado y que no se lo esté eternamente agradecido. 

Centrándonos en el tema de esas personas que me han ayudado os tengo que decir que es por mi cabezota idea de querer conocer a todas las personas que me dan buena impresión por la que he conseguido encontrar a una persona que me haga feliz y que sin palabras sea capaz de ayudarme. Como suelo decir no dejéis nunca de ser abiertos, porque cuando menos te lo esperes puedes conocer a alguien especial, o incluso puedes fijarte en alguien que ya conocías, conocerle de nuevo. Espero que todos hayáis empezado el año igual de bien y no olvidéis que valéis un montón antes de hacer alguna estupidez relacionada con lo de cambiar, porque muchas veces la perspectiva que tenemos de nosotros es muy baja y realmente podemos ser mejor de lo que pensamos. Cambiar cuando tengáis la certeza de que lo tenéis que hacer y hacerlo con cabeza siempre. 

El Monstruo

Tengo algo dentro de mi que no me quiere dejar en paz. Ayer saqué toda la toxicidad que llevo dentro, algo que desde hacía más de un año cr...