sábado, 16 de noviembre de 2013

Un día especial y un cambio importante.

Bueno, para los que me conozcáis sabréis que yo tengo como una especie de manía de marcar los días catorce como días especiales. En especial, el día catorce de noviembre. Este día se ha repetido año tras año como un día en el que me han pasado cosas bastante especiales. Desde hace 4 años este día significaba un cambio en mi vida, tanto de cosas buenas como fue cuando empecé a salir con mi primera novia o con otra chica que empecé ese mismo día; hasta cuando ingresaron a mi madre en el hospital por un problema respiratorio un poco grave que tuvo. 

Éste año, en éste día especial, no ha ocurrido nada completamente alucinante, pero si ha sido un día de esos que no se olvida. Ésta vez "solo" fui a una charla de Sofía Rhei y de Anabel Botella (dos escritoras juveniles) en la que no éramos más de diez personas. La verdad es que la charla fue única y bastante... ¿didáctica? El caso es que me lo pasé muy bien y estuve con gente alucinante. Pero no ha significado ningún cambio importante en mi persona o en mi manera de afrontar el día a día. 

Éste año he tenido un cambio que de verdad conlleva un esfuerzo, porque ésta vez no cambio por un factor externo que me obliga a seguir adelante, ésta vez solo soy yo el que tiene que enfrentarse a mis demonios. Y es que estoy harto de mentir dando una imagen equivocada de quien soy, por una vez quiero ser quien deseo ser. No es un cambio tan radical como parece, pero es que de verdad que últimamente estoy metiéndome en un pozo sin fondo del que, por estrés o por lo que sea, soy incapaz de salir. 

Y es que este año mi día especial y el cambio que conlleva es luchar por ser quien quiero ser. Llevo tiempo comiéndome la cabeza sobre de donde puedo sacar una fuerza de voluntad que no tengo, y la respuesta que he obtenido a mi problema es de que no la puedo conseguir de ningún sitio, solo la puedo sacar de mi mismo. Y he elegido este día de forma digamos simbólica porque como éste  es un día que siempre recuerdo y espero que funcione como recordatorio para no olvidarme de seguir adelante. 
En realidad el cambio lo apliqué hace unos días, llevo haciendo todo como creo que debo hacerlo desde antes para no perder tiempo. Lo pongo por escrito solo porque  se que cada vez que entre lo veré y me acordaré de que pensé que podría hacerlo. 

Supongo que todos hemos pensado en algún momento que debemos estudiar/hacer deporte/lo que sea y luego hemos intentando corregirlo. Y es que sabemos que tenemos razón pero aún así la mayoría de las veces no tenemos la fuerza necesario para hacerlo, o incluso si lo hacemos nos falta fuerza para no  rendirnos y acabamos volviendo a la situación de antes. Creo que para mi ha llegado el momento (y espero que no sea demasiado tarde) de levantarme del letargo y volver a cambiar todo lo que ya una vez cambié. Porque es que hace unos años ya conseguí cambiar con la ayuda de mi hermano, pero acabé volviendo atrás. El cambio que hice mejoró muchos aspectos en mi vida que he descuidado. Ahora es el momento en el que sin el apoyo de nadie consigo hacer lo que hice con el apoyo de mi hermano y que tanto me costó. 

El Monstruo

Tengo algo dentro de mi que no me quiere dejar en paz. Ayer saqué toda la toxicidad que llevo dentro, algo que desde hacía más de un año cr...