sábado, 27 de abril de 2013

Feliz aniversario

El día 24 el blog ha cumplido un año, y viene cargado de sorpresas. A las 00:00 toda la apariencia y algunas páginas van a tener un lavado de cara interesante. La apariencia mejorará notablemente a mi gusto y espero que al de los demás también. El blog tendrá una forma mas amigable y menos cargada.
Y se que os preguntáis porque he tardado unos días en dar las sorpresas del aniversario del blog pero no he podido debido a un pequeño detalle: ¡estaba en Barcelona! No he visitado solo Barcelona también he visitado Gerona  fogueras, Zaragoza y más sitios. Ha sido, digamos, un viaje cultural en el que hemos hecho demasiada visita cultural pero nos lo hemos pasado genial. Durante el viaje no me he dejado olvidado el blog twitteado el día del aniversario diciéndole y avisé que habría sorpresas una vez hubiera llegado. Os tengo que decir que éste viaje a Barcelona es inolvidable. No sólo he aprendido sobre cosas como Dalí o Gaudí y he disfrutado lo inigualable, sino que por las cosas que han pasado y en si por el viaje he crecido como persona. Solo soy capaz de recordar 3 momentos malos y dos fueron por culpa mía, que no fui una buena persona ni muy normal =P. Os dejo con alguna de las fotos en Barcelona y ya podréis ver la nueva interfaz que he creado para el blog y espero que os gusten los cambios. 


Feliz aniversario soñadores!

sábado, 6 de abril de 2013

Descripción por aburrimiento

Hola a todos, este mes el blog hace un año, seguro que no lo sabíais. Pues bueno hoy os vengo con una idea que tuve ésta Semana Santa. Me encontraba yo cansado con una Coca cola fresquita en la terraza sobre la una de la mañana y estaba pensando sobre la novela que estoy escribiendo ahora mismo. Empecé a escribir los detalles de la novela y se me ocurrió escribir todo lo que estaba viendo en ese momento, a ver si al escribir se me iluminaba la cabeza, cosa que no ocurrió, pero el resultado de lo que escribiría fue algo interesante. Escribiría exactamente lo que veía y pensaba en escribir en ese momento, el resultado os lo voy a añadir a la entrada y os invito a que cojáis papel y bolígrafo, os sentéis en algún lugar y dictaros a vosotros mismos lo que estáis pensando y viendo. Saldrá algo la mar de curioso.

Escribo bajo la luna llena, con una de las vistas que mejor soy capaz de recordar y aun así preciosa. Las farolas alumbran el agua que evoca en mí el recuerdo del frío que tengo por ir con las piernas al descubierto. Oigo una voz de una televisión y a veces en otra dirección risas que seguramente vengan de chavales que hace a penas 2 horas he tenido la dudosa suerte de saludar. Justo se apagan las luces de esa casa, ¿significa eso que era errónea mi suposición? La voz de la televisión desaparece. En el patio se oyen todavía voces intermitentes, algo cae al agua, lejos hay coches; pese a todo ello, reina la calma y el silencio.
En ésta misma libreta leo escrita una entrada de mi blog ¿Acaso un blog tiene un año y no me he dado cuenta? Me retiro de las vistas para coger el móvil y comprobarlo. Me equivoqué, como en tantas cosas, el 24 de Abril hará un año mi preciado blog. Al menos, el viajecito hasta mi móvil me ha proporcionado una manta con la que cubrirme mis pies. Escribo esto mientras se supone que pienso la idea para un relato. Tengo ideas de personajes, se que tenía una idea hasta de historia, pero fugazmente vino y de igual forma se fue.
Es un misterio porque sigo escribiendo esto, pero ahora mismo le doy más vueltas a Araceli que a la idea de la trama de mi relato. Un gato alumbrado por una farola bordea la piscina, una vez a oscuras se queda mirando el agua, se sienta, y pasa una persona seguramente bebida que ni la ve. El gato, tranquilo, se queda donde está, se fue; pienso: ¿Qué haré para el blog?. Me llama la atención la piscina, hay dos patos siguiéndose y otro quejándose en las escaleras. Salen volando tres patos, sigue uno en las escaleras, parece se que había, más que de costumbre.
En lugar del pato solitario en las escaleras hay un gato, quizá el mismo que antes; baja las escaleras y al tocar al agua decide irse de allí. ¿Por qué se habrán ido los patos? Oigo voces de abajo, y recuerdo que han abierto hoy el bar de abajo. ¿Seguirá con gente a estas horas? La tradición me dice que no, pero las luces pareces llevarme la contraria. Que más da eso si nunca lo sabré. Intento contar estrellas en el firmamento pero solo logro distinguir cinco estrellas y la inalcanzable y bella luna. Duele pensar que me esté perdiendo la riera, el mar está tan cerca…. Quizá lo mejor sea irme ya  a dormir, no parece que tenga ganas ni inspiración para pensar la trama, Mañana será un día más movido con suerte

Hacía mucho que no escribía para mí. Me paso el día haciendo cosas para mi, por mi egoísmo y vagancia, pero no escribir, eso nunca. Seguram...